viernes, mayo 06, 2011

La verdad sobre Chuck y Osama Bin Laden

No fueron un escuadrón de SEALS, ni tampoco un montón de focas los que matarón a Osama bin Laden. ¿Quién fue?... Respondiendo a la pregunta de esta inteligente persona en Yahoo! Answers, sí fue Chuck Norris.


Fuentes confiables señalan que el operativo en que murió Osama fue planeado, dirigido y ejecutado por Chuck Norris. El líder de los SEALS declaró

"Chuck se encontraba de vacaciones en Pakistán y accedió a ayudarnos...",
"... al principió se negó pero accedió al enterarse que nacieron el mismo día".

Hace unos dos meses, Chuck Norris decidió ir de vacaciones a Pakistán. Nadó de la costa Oeste de estados unidos con rumbo a Japón, todos sabemos del terrible tsunami que ocasionó. Sólo por diversión se enfrentó con un Monstruo gigante, de esos que hay en Japón, y disfrutó de un exquisito caldo de reptil mutante.


Una vez en Pakistán, fue localizado por el ejército gringo, quienes lo convencieron de unirse a ellos. Ante la amenaza de Chuck Norris, cientos de hombres de Al Qaeda se resguardaron en la mansión de Osama bin Laden, millones más prefirieron el suicidio, otros simplemente murieron de ataques al corazón.

"Nuestro grupo de SEALS fue mera distracción", declaró uno de los soldados. Entre puñetazos y patadas circulares, uno a uno fueron cayendo los guardias de bin Laden ante Chuck. "¡¡ Chuck estuvo magnífico !!, Jack Bauer también ayudó", señaló el director de la CIA.

Uno de los guardias avisó que era inminente el arribo de Chuck Norris al cuarto de Osama. Osama le respondió "¿¿¿Quién es Chuck Norris???". Todos podemos intuir el desenlace, pero el proceso fue más o menos así:


"La razón por la que no encontrábamos a Osama es porque Chuck lo encontró primero", señaló Obama, quien agradeció y miró con lujuria a Chuck Norris en una conferencia de prensa.


Chuck Norris mató a Osama, quien fue a dar directamente al infierno católico. Después de una negociación entre Alá y el diablo, Osama fue trasladado al cielo musulmán. Chuck Norris lo buscó y lo volvió a matar, y a sus 72 vírgenes, quienes antes de morir dejaron de serlo. Osama imploró clemencia y pidió a Chuck Norris lo regresara al infierno.

La desgracia de Osama se debe a que fue árabe. De ser mexicano, la gente habría salido a las calles a protestar por su muerte, le escribirían cosas como "En su gloria esté don Osama", además a estas alturas,ya tendría un corrido bien perrón.