jueves, octubre 07, 2010

El padre de las compus.

¿Alguna vez se han preguntado quién fué quien abrió paso a la idea de una máquina que pudiera resolver cuentas y como era esta?.

Charles Babage (26/12/1791 - 18/08/1871)
Pues bien, al parecer fué un tal inglés bautizado (de verdad estaba bautizado, era cristiano) con el nombre de Charles Babage el responsable de idear una máquina a la que se le llamó "máquina diferencial" la cuál era capaz de evaluar polinomios. Tal vez los que sepan un poquito más al respecto entiendan la importancia de esto. Cualquier función continua puede ser aproximada tanto como se quiera por polinomios (¿recuerdan a un tal Taylor y sus polinomios espantosos?), esto quiere decir que la máquina podía evaluar funciones "extrañas" tales como seno, coseno, tangente, logaritmos, exponenciales etc... que a nosotros los simples mortales sencillamente nos dá flojerita calcular y si no fuera así nuestro rango de error es espantoso.

Antes de Charles Babage, Johann Helfrich von Müller había tenido revelaciones de que algo así como una "máquina diferencial" era posible, pero jamás consiguió idear un modelo funcional. También antes ya existían las máquinas sumadoras, pero es a la "máquina diferencial" a la que se considera la precursora de las computadoras modernas por tener separadas las unidades de memoria de datos de las de programa, su operación estaba basada en instrucciones y contaba con una unidad de entrada y salida separada.

Lamentablemente el buen Charles murió antes de ver culminada su creación. Su primer modelo, el cual se comenzó a desarrollar en 1820, quedó incompleto a pesar de contar con fondos. Al parecer la razón fueron los problemas de personalidad de nuestro épico personaje. Este primer modelo constaba de 25 mil piezas, su altura era 2.4m, pesaba cerca de 13.5 toneladas y su fuente de energía era vapor (¿alguna vez imaginaron una computadora que funcionara con vapor?). Más tarde diseñó la "máquina diferencial 2" pero no fué construida sino hasta un siglo más tarde. Nuestro protagonista hubiera sido feliz de saber que su diseño funcionó sin problemas y podía regresar resultados con hasta 31 dígitos de precisión (más de lo que logra una calculadora convencional).

Como datos curiosos tal vez les interese saber que antes de estas máquinas lo que se hacían eran tablas de resultados (tal vez algunos de ustedes aún recuerdan algunas de estas de la preparatoria o de la secundaria) y éstas ¡eran calculadas a mano!, hacer esto era considerado un buen castigo aunque también era un trabajo (no muy bien pagado considerando lo tedioso que es estar haciendo talachita a lo tarugo) y la mayoría de las personas que eran contratadas para hacer esto eran mujeres (sí... en el oscuro pasado de las matemáticas también hay manchas de machismo).