martes, mayo 24, 2011

Grafeno. El material milagroso.

Imaginen un material aún más duro que el diamante e increíblemente delgado. Ahora imaginen que conduce electricidad 100 veces más rápido que el silicio (el cual se usa como conductor en casi todos los chips) y piensen en las múltiples aplicaciones que se le puede dar.

Este material existe y su nombre es grafeno, es un material conformado únicamente por átomos de carbón ¡y su grosor es de tan solo un átomo!. Esto quiere decir que unos cuantos gramos son suficientes para cubrir todo un estadio. Además, es increíblemente flexible.

En tan solo el 2008 se presentaron más de 1500 artículos sobre las propiedades y aplicaciones de este material. Sus propiedades fueron rápidamente el centro de atención de todo el mundo. El año pasado fueron investigadores de este material quienes se llevaron un nada despreciable premio Nobel en física.

El material puede obtenerse a partir del grafito (sí, la cosa con que sus lápices rayan). El grafito está conformado por capas de grafeno apiladas. A pesar de que cada capa es increíblemente dura, las uniones entre ellas es terriblemente débil. El primer método para obtener grafeno consistía en montar capas de grafito en una cinta pegajosa  y separar una sola capa retirando cuidadosamente la cinta (¿se escucha fácil no?). Actualmente existen métodos más eficientes.

Sería impresionante que pronto se usara este material en lugar del silico. Sin embargo, el negocio del silicio es aún muy redituable, después de todo, es actualmente indispensable para todas estas cosas hermosas a las que llaman computadoras y es el segundo compuesto más abundante en el planeta. Parece que el imperio del silicio es algo difícil de derrocar. Pero esperemos que no falte mucho para poder contar con opciones más eficientes. Lamentablemente existen malas noticias. No se puede hacer que el grafeno deje de conducir electricidad, en algunos materiales, como el silicio, dependiendo de la cantidad de energía eléctrica que se les aplique, dejan de ser condcutores. Es decir que pueden "apagarse". Se dice que sencillamente el grafeno y el silico tienen propósitos distintos. A pesar de esto, IBM fue capaz de crear un transistor de 150 Gigahertz usando grafeno, mientras que con silicio el más rápido creado es de tan solo 40GHz.

Les recomiendo echar un ojo a esto.

(Por favor hagan click en los adsenses y disfruten de la nueva lista de canciones en el reproductor).